Atención Temprana

0 comentarios



Tomando como referente principal el LIBRO BLANCO DE LA ATENCIÓN TEMPRANA (2005), podemos afirmar que la Atención Temprana esta universalmente reconocida como un conjunto de acciones que se orientan hacia la prevención y la intervención asistencial de los niños que se encuentran en situaciones de riesgo o que presentan alguna discapacidad. Pero a la vez, es un conjunto de intervenciones con el que se actúa para poder garantizar las condiciones y la respuesta familiar antes estas circunstancias en los diferentes entornos vitales.

Los trastornos en el desarrollo tienen gran transcendencia individual, familiar y social, por lo que los poderes públicos han de ofrecer una respuesta que evite, en lo posible, las discriminaciones y limitaciones subsiguientes a los problemas que sufren los niños con discapacidad o con riesgo de padecerlas y sus familias.
El compromiso de nuestra sociedad con la protección a la infancia, especialmente con aquellos grupos que están en riesgo de sufrir alteraciones en su desarrollo, además de ser un exponente inequívoco de progreso y solidaridad, ha de involucrar a todos los sectores sociales. Se garantiza de este modo la compensación de las desigualdades individuales y el derecho a alcanzar un desarrollo evolutivo lo más normalizado posible y una vida plena e independiente.

El desarrollo infantil es un proceso dinámico, sumamente complejo, que se sustenta en la evolución biológica, psicológica y social. Los primeros años de vida constituyen una etapa en la existencia especialmente crítica ya que en ella se van a configurar las habilidades perceptivas, motrices, cognitivas, lingüísticas, afectivas y sociales que posibilitarán una equilibrada interacción con el mundo circundante.

La Atención Temprana, desde los principios científicos sobre los que se fundamenta, Pediatría, Neurología, Psicología, Psiquiatría, Pedagogía, Fisioterapia, Lingüística, etc., tiene como finalidad ofrecer a los niños con déficits o con riesgo de padecerlos un conjunto de acciones optimizadoras y compensadoras, que faciliten su adecuada maduración en todos los ámbitos y que les permita alcanzar el máximo nivel de desarrollo persona y de integración social.

La intervención en la población infantil susceptible de sufrir alguna limitación en su proceso de desarrollo va a ser el mejor instrumento para superar las desigualdades individuales que se derivan de las discapacidades. El logro de las competencias que son propias del proceso evolutivo va a situar a los niños en condiciones favorables para comprender el mundo circundante y para adaptarse al entorno natural y social.




DESCARGAS RELACIONADAS CON LA ATENCIÓN TEMPRANA:

Manual para padres con niños prematuros
El niño de 0 a 3 años. Guía de Atención Temprana


¿QUÉ ES LA ATENCIÓN TEMPRANA?


Se entiende por Atención Temprana el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar (formado por profesionales de distintas disciplinas, en el que existe un espacio formal para compartir la información, las decisiones se toman a partir de la misma y se tienen objetivos comunes) o transdisciplinar (sus componentes adquieren conocimiento de otras disciplinas relacionadas y las incorporan a su práctica. Un solo profesional del equipo asume la responsabilidad de la atención al niños y/o el contacto directo con la familia).

Que es la atención temprana

Desarrollo infantil

El desarrollo infantil en los primeros años se caracteriza por la progresiva adquisición de funciones tan importantes como el control postural, la autonomía de desplazamiento, la comunicación, el lenguaje verbal, y la interacción social. Esta evolución está estrechamente ligada al proceso de maduración del sistema nercioso, ya iniciado en la vida intrauterina y a la organización emocional y mental. Requiere una estructura genética adecuada y la satisfacción de los requerimientos báscios para el ser humano a nivel biológico y a nivel psicoafectivo.

El desarrollo infantil es fruto de la interacción entre factores genéticos y factores ambientales.

El sistema nervioso se encuentra en la primera infancia en una etapa de maduración y de importante plasticidad. La situación de maduración condiciona una mayor vulnerabilidad frente a las condiciones adversas del medio y las agresiones, por lo
que cualquier causa que provoque una alteración en la normal adquisición de los hitos
que son propios de los primeros estadios evolutivos puede poner en peligro el desarrollo armónico posterior, pero la plasticidad también dota al Sistema Nervioso de una mayor capacidad de recuperación y reorganización orgánica y funcional, que decrece de forma muy importante en los años posteriores.

La evolución de los niños con alteraciones en su desarrollo dependerá en gran medida de la fecha de la detección y del momento de inicio de la Atención Temprana.
Cuanto menor sea el tiempo de deprivación de los estímulos mejor aprovechamiento
habrá de la plasticidad cerebral y potencialmente menor será el retraso. En este proceso resulta crucial la implicación familiar, elemento indispensable para favorecer la interacción afectiva y emocional así como para la eficacia de los tratamientos.

El "desarrollo" es el proceso dinámico de interacción entre el organismo y el medio que da como resultado la maduración orgánica y funcional del sistema nervioso, el desarrollo de funciones psíquicas y la estructuración de la personalidad.

El "trastorno de desarrollo" debe considerarse como la desviación significativa del “curso” del desarrollo, como consecuencia de acontecimientos de salud o de relación que comprometen la evolución biológica, psicológica y social. Algunos retrasos en el desarrollo pueden compensarse o neutralizarse de forma espontánea, siendo a menudo la intervención la que determina la transitoriedad del trastorno.


OBJETIVOS DE LA ATENCIÓN TEMPRANA

El principal objetivo de la Atención Temprana es que los niños que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlos, reciban, siguiendo un modelo que considere los aspectos bio-psico-sociales, todo aquello que desde la vertiente preventiva y asistencial pueda potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar, posibilitando de la forma más completa su integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal.

La Atención Temprana debe llegar a todos los niños que presentan cualquier tipo de trastorno o alteración en su desarrollo, sea éste de tipo físico, psíquico o sensorial, o se consideren en situación de riesgo biológico o social. Todas las acciones e intervenciones que se llevan a cabo en atención temprana deben considerar no sólo al niño, sino también a la familia y a su entorno.

De este amplio marco se desprende el siguiente conjunto de objetivos propios a la Atención Temprana:

1. Reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del desarrollo
del niño.

2. Optimizar, en la medida de lo posible, el curso del desarrollo del niño.

3. Introducir los mecanismos necesarios de compensación, de eliminación de barreras y adaptación a necesidades específicas.

4. Evitar o reducir la aparición de efectos o déficits secundarios o asociados producidos por un trastorno o situación de alto riesgo.

5. Atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el niño.

6. Considerar al niño como sujeto activo de la intervención.


ÁMBITOS DE ACTUACIÓN EN ATENCIÓN TEMPRANA


1. CENTROS DE DESARROLLO INFANTIL Y ATENCIÓN TEMPRANA


Los Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (CDIAT) son servicios autónomos cuyo objetivo es la atención a la población infantil de 0-6 años que presenta trastornos en su desarrollo o que tiene riesgo de padecerlos.

El equipo de los CDIAT será multiprofesional de carácter interdisciplinar y de orientación holística, considerando que la intervención abarca aspectos intrapersonales, biológicos, psíquicos, sociales y educativos, propios de cada individuo, e interpersonales, relacionados con su propio entorno, como son la familia, la escuela y la cultura.

El equipo estará constituido por especialistas en Atención Temprana procedentes del ámbito médico, psicológico, educativo y social.

La formación de los profesionales, además de la titulación propia, será específica en intervención temprana, obtenida mediante ciclos formativos de postgrado.
La formación continua es un requisito imprescindible en la labor desempeñada como miembro del equipo.

Recogida de información

La adecuada recogida de información constituye, sin duda, el elemento más importante del proceso diagnóstico, el instrumento que va a guiar los pasos posteriores del proceso de evaluación. Obtenemos la información a través de la acogida, de la recogida sistemática de información y de las aportaciones de otros profesionales.

Evaluación del niño y de su entorno

Para realizar la evaluación disponemos de distintos instrumentos, que utilizaremos de forma discriminada en cada niño, a partir de las primeras hipótesis establecidas en base a la historia:

- Observación de la conducta espontánea y reactiva ante determinadas situaciones y estímulos presentados. Relación con los propios padres y con el profesional que realiza la evaluación.
- Relación con los otros niños y con el educador cuando el niño esté escolarizado.
- Examen físico y valoración neurológica y funcional del niño.
- Pruebas estandarizadas.
- Observación en el domicilio.
- Exámenes complementarios, consultas especializadas.

La aplicación de estas técnicas nos aportará la información correspondiente al funcionamiento general y específico del niño, tanto a nivel físico, como mental o emocional. Esta información reflejará no sólo las posibles limitaciones y déficits presentados por el niño, sino también el conjunto de sus capacidades y posibilidades.

Elaboración de hipótesis diagnósticas y de un plan de intervención

Concluida la etapa de recogida de la información, cada profesional aportará en una reunión de equipo los datos y conclusiones de su evaluación, con el fin de establecer de forma conjunta y teniendo en cuenta todos los factores bio-psicosociales, los diagnósticos o hipótesis diagnósticas, en los 3 niveles, funcional, sindrómico y etiológico, definidos en el capítulo anterior.

Se establecerán las necesidades del niño y de la familia y los recursos existentes en la comunidad. Es importante establecer prioridades de actuación, posibles pronósticos a corto, medio y largo plazo. Se concretarán, jerarquizarán y temporalizarán los objetivos de la intervención terapeutica, determinándose el profesional o profesionales que se responsabilizarán de llevarlo a cabo. Este primer plan terapéutico estará supeditado a la opinión y posibles elementos nuevos que la familia pueda aportar en la entrevista de devolución.

Entrevista de devolución

En la entrevista de devolución ofreceremos a los padres la información diagnóstica elaborada por el equipo, para lo que tendremos en cuenta las consideraciones realizadas en el capítulo anterior en el apartado correspondiente a “Información diagnóstica”.

El objetivo principal de la entrevista será ofrecer a los padres, utilizando un lenguaje adecuado y comprensible para ellos, toda la información que les sirva para comprender la situación presente de su hijo, las posibles perspectivas de futuro y los medios terapéuticos que podemos proporcionarles desde el centro tanto a ellos como a su hijo, brindándoles nuestro apoyo y acompañamiento. Se propondrá y establecerá de forma conjunta el plan de actuación y se determinará la función o funciones que los padres pueden asumir en el mismo. Se considerará el pronóstico probable y la posibilidad de recurrencia del trastorno.

Intervención Terapéutica

La intervención agrupa todas las actividades dirigidas hacia el niño y su entorno con el objetivo de mejorar las condiciones de su desarrollo. Los ámbitos de actuación y la modalidad de intervención se establecerán en función de la edad, características y necesidades del niño, del tipo y grado de trastorno, de la familia, del propio equipo y de la posible colaboración con otros recursos de la comunidad.

La intervención se planificará y programará de forma global e individual, planteando pautas específicas adaptadas a las necesidades de cada niño y cada familia en cada una de las áreas del desarrollo.

El programa deberá incluir la temporalización de los objetivos así como la evaluación y los modos de consecución de los mismos. La intervención terapéutica en atención temprana va dirigida al niño, a la familia, a la escuela infantil cuando el niño asiste a ella y al entorno social e institucional en general.

Atención al niño

Cada niño, una vez finalizada la valoración, tendrá un programa de atención global e individualizado, que recogerá las aportaciones de los diversos profesionales del Servicio.

Este programa se realizará siempre que sea posible, con la participación de los padres o tutores , lo cual permitirá a éstos descubrir sus propios recursos y a la vez reforzar la relación con su hijo, aspecto muy importante para su evolución madurativa y afectiva.
En función de las necesidades del niño y también de las de la familia, la intervención se podrá realizar bien en el CDIAT en el propio domicilio o en otro lugar, como en el centro educativo o en el hospital, en el caso de los neonatos o niños que por su problemática estén obligados a permanecer durante largos periodos de tiempo ingresados. El profesional o profesionales que se harán cargo de la intervención contarán con preparación específica en función del tipo de trastorno del niño.
El número de sesiones y el tiempo de duración de cada una de ellas dependerá de las necesidades del niño. En algunos casos, en función de su edad y características el tratamiento se podrá realizar en grupos reducidos, tres o cuatro niños como máximo.

Atención a la familia

Una de las principales tareas que se ha de plantear un Centro de Desarrollo Infantil y de Atención Temprana, es conocer las necesidades de la familia (padres, hermanos y familia extensa) y plantearse qué tipo de intervención o intervenciones pueden ser las más eficaces para dar una respuesta coherente.

La intervención con las familias debe tener como finalidad ayudar a los padres en la reflexión y en la adaptación a la nueva situación, ofreciéndoles la posibilidad de comprender mejor la situación global, evitando que se contemple el problema centrado exclusivamente en el trastorno que padece el niño. Todo ello favoreciendo las actitudes positivas de ayuda al niño, interpretando las conductas de éste en función de sus dificultades e intentando reestablecer el feed-back en la relación padres- niño.

Se ha de facilitar que cada familia pueda adecuar sus expectativas a las posibilidades reales de la intervención y situar correctamente desde el inicio el papel que corresponde al profesional y el protagonismo que ellos tambien deben tomar.

La atención a la familia se podrá realizar de forma individual o en grupo, en función de la realidad y necesidades del momento.

La atención individualizada tendrá como objeto prioritario el poder abrir un espacio en el que tanto los profesionales como los mismos padres pueden dialogar e intercambiar información referente al tratamiento del niño, la dinámica en el hogar, aspectos familiares generales o escolares. Esta atención puede ser el medio propicio, para la familia, de transmisión de sentimientos, dificultades respecto al trastorno del hijo, o esperanzas e ilusiones en relación a los avances alcanzados.

Es importante que los profesionales puedan atender no sólo los aspectos referentes al niño, sino también aquellas otras demandas familiares, no siempre fáciles de manifestar, relacionadas con sus relaciones de pareja, con los vínculos establecidos con los otros hijos y con la familia extensa. La finalidad de todo ello es la de ayudarles a entender sus sentimientos y reconocer sus competenecias en cuanto a la educación de sus hijos.

Se deberá informar a los padres debidamente de cualquier cambio que esté relacionado en la intervención, así como por ejemplo, lo concerniente a objetivos, metodología o los diferentes contactos establecidos con otros profesionales de la sanidad o la educación.

Del mismo modo, se deberá facilitar información de todos los recursos administrativos, tanto a nivel asistencial, ayudas económicas y legales con las que los padres pueden contar. Se les ofrecerá la posibilidad de ponerse en contacto con las diferentes asociaciones de padres de niños con dificultades que existan en la comunidad, así como contactos con otros profesionales o dispositivos asistenciales.

Para todo ello, se debe utilizar un lenguaje comprensivo, ajustándose al marco social y cultural de cada familia y respetando sus diferencias.

El trabajo en grupo puede organizarse como un espacio abierto en el que se favorece y posibilita el encuentro entre varios padres, dándoles la oportunidad de poder expresar y, a su vez, escuchar las vivencias, sentimientos y dificultades que conlleva esta situación.

Atención a la escuela

Los profesionales de los CDIAT deben informar a la escuela sobre la situación del niño y de la familia en el momento de integrarse en ella. Posteriormente y en colaboración con el equipo escolar y los educadores se podrán fijar espacios en los que se revisen o se discutan los objetivos pedagógicos, las estrategias de aprendizaje, y la utilización de suficientes recursos materiales o personales para poder cumplir los objetivos prefijados. También convendrá participar en el proceso de toma de decisiones sobre la modalidad de escolarización.

Intervención en el entorno

La intervención, teniendo como objetivo la superación de barreras físicas y sociales, se debe realizar teniendo en cuenta el entorno natural de cada niño y familia, para obtener así su integración en el medio social donde se desenvuelve.

Desde los CDIAT se diseñan estrategias para la adaptación del entorno a las necesidades de los niños actuando de forma coordinada para facilitar la integración socio-ambiental. Esta actuación sobre el entorno tiene por objetivo superar las diferencias, cambiar las actitudes y eliminar barreras físicas y socio-culturales, de forma que sea posible la participación activa en la sociedad de todos sus miembros.

Evaluación y seguimiento

Entendemos por evaluación el proceso integral a partir del cual se valoran los cambios producidos en el desarrollo del niño y en su entorno, la eficacia de los métodos utilizados. Su finalidad es verificar la adecuación y efectividad de los programas de actuación en relación a los objetivos planificados.

La evaluación debe incidir sobre todos los aspectos de la intervención y en ella pueden considerarse dos tiempos:

*Evaluación continuada que permitirá ir ajustando el programa a las necesidades e introducir las modificaciones pertinentes.

*Evaluación final que determina si se han cumplido los objetivos marcados en el inicio de la intervención y que servirá también para concretar si ésta se considera finalizada o si se tiene que realizar una derivación.

El equipo deberá determinar los procedimientos objetivos y contrastables de evaluación y seguimiento.

Derivación

El periodo de atención de un niño en un servicio de Atención Temprana finaliza cuando se considera que por su positiva evolución no precisa de este Servicio o en el momento en que por razones de edad o de competencias, debe continuarse su atención por otro dispositivo asistencial.
En ambos casos, la familia tiene derecho a recibir información oral y un informe escrito que sintetice la evolución del niño y la situación actual así como las necesidades que se consideren precisas.

Cuando deba continuarse la atención en otro equipo o dispositivo asistencial, es fundamental la coordinación entre ambos y,siempre con el conocimiento de la familia, se debe proceder a un adecuado traspaso de información. Deberá valorarse y planificarse de forma cuidadosa el momento y modo de la derivación, teniendo en cuenta la vinculación de la familia y el niño con el servicio anterior. El cambio de equipo de profesionales no debe en ningún caso comportar una discontinuidad en la atención al niño y a la familia, debiéndose garantizar la coherencia y la continuidad de la misma a partir de la necesaria coordinación entre profesionales y una adecuada flexibilidad administrativa.

2. SERVICIOS SANITARIOS

- Servicios de obstetricia.
- Servicios de neonatología.
- Unidades de seguimiento madurativo o de desarrollo.
- Pediatría en atención primaria.
- Servicios de neuropediatría.
- Servicios de rehabilitación infantil.
- Servicios de salud mental.
- Otras especialidades médicas (Oftalmología, Otorrinolaringología (ORL) y Cirugía Ortopédica, Radiología, Neurofisiología, Bioquímica y Genética).

3. SERVICIOS SOCIALES

Teniendo en cuenta la importancia que tiene el contexto social y las condiciones del entorno en la existencia de un déficit en el desarrollo o en el riesgo de que se pueda producir, los servicios sociales tienen una función y una responsabilidad clara tanto en los programas de prevención como en las tareas de detección, diagnóstico e intervención en todos aquellos casos que lo requieran.

Los servicios sociales y sus profesionales intervienen en todos y en cada uno de los niveles de la atención primaria, y su actuación en Atención Temprana se considera de vital importancia y se realiza a través de la promoción del bienestar social de las familias y de la elaboración de programas de prevención e intervención.

Promoción del bienestar social de las familias

Los profesionales de los servicios sociales han de velar por que los procesos de gestación, adopción, crianza y socialización se realicen en condiciones idóneas para el equilibrio emocional y adaptación cognitiva a esas tareas, de manera que los principios establecidos en la Convención de Derechos el Niño encuentren reflejo en la realidad. La Atención Temprana ha contribuido al reconocimiento de la importancia para el desarrollo infantil de factores como los siguientes:

* La dedicación afectiva
* La suficiencia económica
* La estabilidad laboral
* La estabilidad de las relaciones familiares
* La participación en redes sociales
* La coherencia de los estilos educativos

La protección de las primeras relaciones entre padres e hijos debe ser una prioridad social. Por ello hace falta profundizar en medidas que, desde el respeto a la diversidad cultural, animen, formen y faciliten a los padres el ejercicio de sus funciones y permitan conciliar la vida laboral y familiar.

Programas de prevención

La prevención primaria puede realizarse a través de intervenciones (individuales o grupales de apoyo y soporte) dirigidas a contextos definidos previamente "con dificultad/riesgo social" así como a través de proyectos comunitarios dirigidos a promover el bienestar y la salud integral de la primera infancia.

Partiendo de los indicadores de riesgo social, los programas de prevención secundaria tendrán como objetivo la detección de situaciones familiares y/o de factores ambientales y sociales que puedan incidir en la aparición de trastornos en el desarrollo de la población infantil o la pongan en situación de riesgo.

De igual forma que en la etapa anterior, estos objetivos se podrán trabajar a nivel individual o a través de programas comunitarios en colaboración con otras entidades o instituciones.

Son programas dirigidos a colectivos sociales cuya situación se identifica como un factor comprobado de riesgo para el desarrollo infantil y que por ello acentúa la necesidad de contar con importantes recursos de apoyo a la vida familiar, como el maternaje en situaciones de adolescencia, indigencia, multiparidad, toxicomanías, aislamiento social, étnico o cultural, violencia sociofamiliar, entre otros.

En estas situaciones se acentúan las necesidades de contar con recursos de apoyo a la vida familiar. Los programas de prevención implican medidas de atención selectiva a colectivos de riesgo. En general no se trata de crear líneas diferentes de protección a la familia sino de incrementar sus cuantías o intensidad protectora, de facilitar su tramitación y de establecer un control más riguroso de su utilidad y evolución. Se trata de extender los programas de salario social, de inserción sociolaboral, de educación familiar, de ayuda a domicilio, programas de respiro en familias de acogida y grupos específicos de padres. Es conveniente que los profesionales que trabajan en estos programas desde los servicios sociales de base o especializados de las diferentes administraciones públicas, las entidades asociativas y los servicios de Atención Temprana, mantengan una coordinación interinstitucional estable y regular para la aportación de experiencias, formación e información recíprocos y, en su caso, derivación por necesidad de intervención.

Programas de intervención temprana en el ámbito psicosocial

Los objetivos de los programas de intervención temprana en el ámbito psicosocial se dirigen a:

a. La reconstrucción y reorganización de la familia de origen si se valora como un
objetivo viable.

b. La protección y acompañamiento de los tránsitos cuando se produce un proceso de disolución de los vínculos familiares o la constitución de otros nuevos.

c. La reinserción familiar, acogimiento y/o adopción.

d. La protección y acompañamiento de los niños institucionalizados sin perspectivas y referencias familiares.

e. La Atención Temprana de cualquier trastorno del desarrollo que pueda detectarse y la elaboración de los procesos de duelo o extrañamiento social para padres e hijos.

La exigencia de una intervención temprana en niños entre 0 y 6 años que padezcan situaciones de crisis familiar encuentra soporte en la evidencia de que, para un niño, vivir la experiencia familiar resulta un componente decisivo de su organización simbólica y que la separación de su estructura familiar es un problema tan serio que sólo cabe admitirla como una circunstancia de tránsito.

Diagnóstico e intervención social en el equipo de atención temprana

La intervención del trabajador social en Atención Temprana se enmarca dentro de la atención global al niño y su familia, colaborando como un miembro más del equipo multidisciplinar en su tratamiento y posterior integración y socialización en la comunidad.

A partir de la recogida de información socio-familiar podrá elaborar el diagnóstico social y establecer el plan de trabajo y las estrategias necesarias que permitan ayudar a la familia a incorporar elementos de mejora que posibiliten un mayor bienestar al niño, a su familia y su entorno.

4. SERVICIOS EDUCATIVOS

Partiendo del principio de que todas las personas tienen el derecho a participar en la sociedad, la escuela se convierte en un hito importante en el proceso de integración y de socialización de los niños, de manera muy significativa en aquellos con problemas en el desarrollo.

La educación infantil reviste una especial trascendencia ya que los primeros años de vida son determinantes para un desarrollo físico y psicológico armonioso del niño, así como para la formación de las facultades intelectuales y el desarrollo de la personalidad. La educación a estas edades tiene un marcado carácter preventivo y compensador, debido a la importancia que tiene la intervención temprana para evitar problemas en el desarrollo, en la población en general y especialmente en aquellos niños que presentan necesidades educativas especiales.

El servicio de atención a los niños en la etapa de 0-6 años se ha desarrollado bajo modelos distintos, con responsabilidades y fines diferentes. Así, en un primer momento y a medida que se producían cambios en nuestra sociedad y en la familia, especialmente con la incorporación de la mujer a la vida laboral, la sociedad afronta el problema de atender a estos niños en la etapa previa a la escolaridad obligatoria desde un modelo meramente asistencial. Este es el momento en el que surgen las guarderías como un servicio de asistencia social para las familias, sin una clara intencionalidad educativa.

La escuela infantil en nuestro país, como en el resto de Europa, se desarrolla a partir de la evolución de las guarderías, debido por un lado, a la demanda social y por otro, a su afianzamiento como servicio público abierto a la comunidad infantil, con un enfoque marcadamente educativo. De esta forma la escuela infantil se convierte en una entidad que sistematiza programas y que organiza la educación infantil formal.


CÓMO OBTENER LOS SERVICIOS DE ATENCIÓN TEMPRANA

El servicio de atención temprana está dirigido a niños de edades comprendidas entre el nacimiento y el inicio de escolaridad en la etapa obligatoria, que presentan necesidades especiales, transitorias o permanentes, originadas por deficiencias o alteraciones en el desarrollo. Comprende la atención individualizada ambulatoria, de carácter preventivo, global e interdisciplinar, orientada tanto al niño como a su entorno familiar y social, coordinada con otros recursos de atención.

El objetivo de la atención temprana es favorecer el óptimo desarrollo del niño, pretendiendo limitar, y en su caso eliminar, los efectos de una alteración o deficiencia, facilitando las opciones de integración familiar y social.

El servicio de atención temprana, se presta desde los Centros de Atención Temprana, e incluye la prestación, en régimen ambulatorio, de los tratamientos especializados de estimulación, psicomotricidad, logopedia, fisioterapia y psicoterapia que el niño precise así como la atención directa a la familia, proporcionándole información, asesoramiento y apoyo.

Tramitación

La solicitud de plaza se realiza directamente en el centro más próximo al domicilio del menor.

Para recibir atención, el menor debe contar con la valoración y acreditación pertinente, emitida por el Centro Base de Atención a Personas con Discapacidad u otro servicio público sanitario o educativo, que indique la necesidad de recibir tratamiento/s de atención temprana.

Más información: Instituto Madrileño del Menor y la Familia



RELACIÓN DE CENTROS DE ATENCIÓN TEMPRANA


RECURSOS DE ATENCIÓN TEMPRANA PARA MENORES CON DISCAPACIDAD

(Menores con edades entre 0 y 6 años)


La Comunidad de Madrid canaliza diversas intervenciones dirigidas a la población infantil de cero a seis años y a sus familias, con el fin de dar respuesta en el menor tiempo posible a las necesidades transitorias o permanentes que presenten los niños con trastornos en su desarrollo o tienen el riesgo de padecerlos.

APADIS

91/651.66.37
91/654.42.07
Fax: 91/654.59.67
Avda. Castilla la Mancha, 109 bis
28700 San Sebastián de los Reyes
Madrid
@: atenciontemprana@apadis.es
��: www.apadis.es
Lunes a jueves:
09:00 a 13930 h
Viernes:
09:00 a 15:00 h.
Cerrado en agosto


APAMA

91/662.06.41
91/662.62.98
Fax: 91/662.06.41
91/662.62.98
C/ Pablo Serrano, s/n
28100 Alcobendas
Madrid
@: apamacatco@yahoo.es
��: www.apama.es
Lunes a jueves:
09:00 a 18:00 h.
Viernes:
09:00 a 14:00 h
Julio y 1ª semana de
septiembre:
Lunes a viernes: 08:00 a
15:00 h.
Cerrado en agosto
Centro Teléfono/Fax Localización Horario de información al

APASCOVI

91/850.63.92
Fax: 91/851.66.76
C/ José Mª. Usandizaga, 34 bis (Los Negrales)
28409 Collado Villalba
Madrid
@: teresa@apascovi.org
��: www.apascovifundacion.org
Lunes a jueves::
08:30 a 19:00 h.
Viernes:
8,30 a 17,00 h.
Cerrado en agosto


CITO

91/859.14.97
Fax: 91/859.26.64
Carretera de Galapagar, 37
28250 Torrelodones
Madrid
@: citocoop@hotmail.com
��: www.citocentro.org
Lunes a viernes:
09:00 a 14:00 h. y de
15:00 a 19:00 h.
Julio:
08:00 a 15:00 h.
Cerrado en agosto


ASPRODICO

91/845.32.76
Fax: 91/845.32.76
C/ Batanes, 4
28770 Colmenar Viejo
Madrid
@: asprodi@telefonica.net
��: www.asprodico.org
Lunes y jueves:
08,30 a 14:00 h. y de
15:00 a 19:00 h.
Martes y Miércoles:
08,30 a 14:00 h. y de
15:00 a 18:00 h.
Viernes:
09:00 a 14:00 h
Cerrado en agosto
Centro Teléfono/Fax Localización Horario de informació

AREA 2 OESTE


APANSA

91/621.06.83
Fax: 91/642.77.38
C/ Timanfaya, 1 – 13
28924 Alcorcón
Madrid
@: apansa@terra.es
��: www.apansa.es
Lunes a jueves:
08:30 a 14:30 h. y de
15:30 a 18:30 h.
Viernes:
08:30 a 15:00 h.
Cerrado en agosto


AFANDEM

91/645.76.45
Fax: 91/645.99.50
C/ París, 9
28938 Móstoles
Madrid
@: atenciontemprana@grupoamas.org
��: www.grupoamas.org
Lunes a viernes:
08:30 a 19:30 h.
Julio:
08:30 a 15:30 h.
Cerrado en agosto
Centro Teléfono/Fax Localización Horario de información al
público


ASPANDI

91/606.65.92
911250545
Fax: 91/615.30.43
C/ Finlandia, s/n Urbanización Arco Iris
28942 Fuenlabrada
Madrid
@: comunicacion@aspandi.org
��: www.aspandi.org
Lunes a viernes:
08:00 a 14:00 h. y de
15:00 a 18:00 h.
Julio:
08:00 a 14:00 h.
Cerrado en agosto


APANID

91/695.28.03
Fax: 91/681.78.01
Plaza Jiménez Díaz, 5
28903 Getafe
Madrid
@: catapanid@telefonica.net
��: www.apanid.c.telefonica.net
Lunes a viernes:
09:00 a 13:00 h. y de
14:30 a 18:15 h.
Cerrado en agosto


PINTO

91/692.39.52
Fax: 91/692.39.25
C/ Egido de la Fuente, 15
28320 Pinto
Madrid
@: aminusvalpinto@telefonica.net
��: www.asociacionminusvalidosdepinto.com
Lunes a jueves:
09:00 a 14:00 h. y de
16:00 a 20:00 h.
Viernes:
09:00 a 13:00 h. y de
16:00 a 20:00
Cerrado en agosto

ADEMPA

91/698.43.11
Fax: 91/698.49.10
C/ Villaverde, 1, 3 y 5 posterior
28981 Parla
Madrid
@: adempa_atencion_temprana@telefonica.net
��: www.adempa.org
Lunes a viernes:
09:00 a 14:00 h. y de
16:00 a 20:30 h.
Cerrado en agosto
FAD 91/498.71.54
Fax: 91/694.43.85
Plaza Pablo Casal, 1 – bajo
28911 Leganés
Madrid
@: FUNDACIONF.A.D@terra.es
��: www.fad.es
Lunes a viernes:
08:30 a 19:30 h.
Cerrado en agosto
Teléfono/Fax Localización Horario de información al 4 ESTE

AMIVAL

91/865.73.46
Fax: 91/865.73.47
C/ Eloy Gonzalo, 10 – local 1
28340 Valdemoro
Madrid
@: catvaldemoro@hotmail.com
��: www.amival.org
Lunes a viernes:
09:30 a 13:30 h. y de
15:00 a 18:00 h.
Julio y primera semana se
septiembre:
Lunes a viernes:
09:30 a 13:30 h.
Martes y jueves:
15:00 a 18:00 h.
Cerrado en agosto


ASTOR

91/655.76.87
Fax: 91/677.39.32
C/ Brasil, 32
28850 Torrejón de Ardoz
Madrid
@: catlosjuncales@astor-inlade.org
��: www.astor-inlade.org
Lunes a viernes:
09:30 a 13:00 h. y de
14:00 a 17:00 h.
Julio:
09:00 a 15:00 h.
Cerrado en agosto

Centro Teléfono/Fax Localización Horario de información al
público



APHISA


91/883.12.27
Fax: 91/883.31.56
C/ Serracines, 13
28806 Alcalá de Henares
Madrid
@: temprana@aphisa.es
��: www.aphisa.es
Lunes a viernes:
09:00 a 14:00 h.
Lunes a jueves:
16:00 a 18:00 h.
Cerrado agosto



ARANJUEZ

91/875.48.83
Fax: 91/891.84.76
C/ del Sol, s/n
28300 Aranjuez
Madrid
@: socialociocat@nuestromundoaranjuez.org
��: www.aranjuezytu.com
Lunes y miércoles:
09:30 a 14:30 h. y de
16:00 a 19:00 h.
Martes, Jueves y viernes:
09,00 a 14,30 h. y de
16,00 a 19,00 h.
Julio:
09:00 a 17:00 h.
Cerrado en agosto

Centro Teléfono/Fax Localización Horario de información al
público


APSA

91/871.11.90
91/875.94.14
Fax: 91/870.38.96
C/ Cóndor, 9 y 11
28500 Arganda del Rey
Madrid
@: info@asociacionapsa.es
��: www.asociacionapsa.com
Lunes a jueves:
09:00 a 14:00 h. y de
15:00 a 17:00 h.
Viernes:
09:00 a 14:30 h.
Julio:
09:00 a 14:0 0 h.
Cerrado en agosto


ASPADIR

91/666.95.03
Fax: 91/301.27.77
Avenida Integración, 1
28523 Rivas-Vaciamadrid
Madrid
@: admon@aspadir.org
��: www.aspadir.org
Lunes a jueves:
08:00 a 15:00 h. y de
16:00 a 19:00 h.
Viernes:
08:00 a 15:00 h.
Julio:
08:00 a 15:00 h.
Cerrado en agosto


CENTRO MARIO BENEDETTI
AYº DE SAN FERNANDO DE HENARES
Gestión: ASPIMIP


91/671.82.24
Fax: 91/673.90.89
Avenida Somorrostro, s/n
28830 San Fernando de Henares
Madrid
@: catbenedetti@ayto-sanfernando.com
��: www.aspimip.org
Lunes a jueves:
10:00 a 18:00 h.
Viernes:
09:00 a 14,30 h.
Julio:
08:00 a 15:00 h.
Cerrado en agosto
Centr


o Teléfono/Fax Localización Horario de información al
AREA 5 MADRID CAPITAL


ARIS

91/462.62.22
Fax:
C/ Álvarez Abellán, 6
28025 Madrid
Distrito Municipal 11 Carabanchel
@: info@grupo-aris.es
��: www.grupo-aris.es
Lunes a viernes:
08:00 a 21:00 h.
Cerrado en agosto


ACEOPS


91/501.25.25
Fax: 91/433.85.80
C/ Las Marismas, 51 – bajo A
28038 Madrid
Distrito Municipal 13 Puente Vallecas
@: atenciontemprana@aceops.com
��: www.aceops.com
Lunes a viernes:
09:00 a 14:00 h.
Lunes y miércoles:
15:00 a 18:00 h.
Julio:
09:00 a 14:00 h.
Cerrado en agosto


ADEMO

91/439.29.24
Fax: 91/439.00.72
Avenida de Moratalaz, 42
28030 Madrid
Distrito Municipal 14 Moratalaz
@: atemprana@fundacionademo.org
��: www.ademo.org
Lunes a viernes:
09:00 a 14:00 h.
Lunes y miércoles :
15:00 a 18,45 h.
Julio: 08:30 a 15:00 h.
Cerrado en agosto
Centro Teléfono/Fax Localización Horario de información alico


APMIB

91/329.55.64
91/747.92.26
Fax: 91/329.51.27
91/329.28.86
C/ Trespaderne, 9 – 1ª
28042 Madrid
Distrito Municipal 21 Barajas
@: atemprana@apmib.com
��: www.apmib.com/
Lunes a viernes:
08:00 a 20:30 h.
Cerrado en agosto


AFANDICE

91/795.67.19
91/505.11.28
Fax: 901.706.051
C/ Magnesia, 10
28021 Madrid
Distrito Municipal 17 Villaverde
@: atemprana@afandice.org
��: www.afandice.org
Lunes a viernes:
08:30 a 18:30 h.
Cerrado en agosto


AMEB

91/563.04.48
Fax: 91/563.12.06
C/ Prádena del Rincón, 4
28002 Madrid
Distrito Municipal 5 Chamartín
@: ameb@ameb.es
��: www.ameb.es
Lunes a viernes:
08:30 a 18:30 h.
Cerrado en agosto
Centro Teléfono/Fax Localización Horario de información al
público




ASPAS

91/725.07.45
Fax: 91/726.63.86
C/ Conde de Vilches, 4
28028 Madrid
Distrito Municipal 4 Salamanca
@: aspas@telefonica.net
��: www.aspasmadrid.es
Lunes a jueves:
09:00 a 14:00 h. y de
16:00 a 19:30 h.
Viernes: 09:00 a 14:00 h.
Cerrado en agosto


BOBATH

91/376.71.90
Fax: 91/376.35.88
C/ Mirador de la Reina, 113 -115
28035 Madrid
Distrito Municipal 8 Fuencarral – El Pardo
@: tsocial@fundacionbobath.org
��: www.fundacionbobath.org
Lunes a viernes:
10:00 a 18:00 h.
Cerrado en agosto


CONMIGO

91/357.31.37
Fax: 91/357.32.13
C/ Alsasua, 4
28023 Madrid
Distrito Municipal 9 Moncloa –Aravaca
@: m.palacios@cadete.org
��: www.centroconmigo.com
Lunes a viernes:
08:00 a 20:30 h.
Cerrado agosto

/Fax Localización Horario de información al
público


ALTEA

91/530.71.53
91/222.31.80
Fax: 91/221.78.71
C/ Arganda, 34 – local
28005 Madrid
Distrito Municipal 2 Arganzuela
@: altea.atenciontemprana@gmail.com
��: www.alteaatenciontemprana.com
Lunes a viernes:
09:30 a 20:00 h.
Sábados: 10:00 a 14:00 h.
Cerrado agosto


CENTRO DE TERAPIA INFANTIL Mª ISABEL ZULUETA
(Fundación Síndrome de Down)


91/310.53.64
Fax: 91/308.43.83
c/ Caídos de la División Azul, 21
28016 Madrid
Distrito Municipal 5 Chamartín
@: fsdm.infantil@downmadrid.org
��: www.downmadrid.org
Lunes a jueves:
09:00 a 14:00 h. y de
15:00 a 18:30 h.
Viernes: 09:30 a 14:30 h.
Cerrado en agosto


Si necesita más información…

Instituto Madrileño del Menor y la Familia
��: C/ Gran Vía, 12 - 3º – 28013 Madrid
℡: 914 208 573 – 914 203681 �� 914 208 372
��: C/ Gran Vía, 14 – 28013 Madrid
℡: 915 803 464 �� 915 806 084
@: immf@madrid.org
��: www.madrid.org

Última actualización: marzo de 2012
Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

Los más vistos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Support : Grupo Delecluse | Luis Chávez | Delecluse International
Copyright © 2012. Atendiendo Necesidades - All Rights Reserved
Template Created by Grupo Delecluse Published by Grupo Delecluse
Proudly powered by Blogger